Magazine Home
El Tianguis no es un Mercado de Pulgas.
26 de Marzo 2023

por José Luis Mendoza Aubert.

Con este pequeño escrito, pretendo dar, aunque sea brevemente, un vistazo histórico a nuestro querido Tianguis, separarlo un poco de la idea que se tiene, sobre todo de algunos extranjeros, que es como un "Mercado de Pulgas" europeo. Pues no. Nuestros humildes Tianguis que hay por todo México tienen un pasado impresionante y glorioso, veamos...

Una pellizcada de Historia

Corre el año de 1325 cuando es fundada la afamada Gran Tenochtitlan, (No sabemos el mes, ni si fue fundada en la mañana o en la tarde). El poderoso Huitzilopoztli les dijo a los Mexicas que se repartieran en los 4 ámbitos del mundo; Cuepopan, Moyotlan, Zoquiapan y Atzacualco. Como siempre, ya para el 1337 un grupo no estaba conforme con el espacio que les toco, y decidió asentarse entre el lago y los carrizales, en una terraza arenosa; Tlatelli, de ahí el nombre de Tlaltelolco.

En esos ayeres los Tenochcas o Mexicas controlaban el poder ideológico, político y económico; los Tlatelolcas dirigían el comercio. En 1428 luego de la liberación del señorío de Azcapotzalco, los Mexicas se reorganizaron para trasladar el mercado de Tenochtitlan a Tlatelolco, ello dio origen al Tianguis más importante y grande del mundo prehispánico.

Los Tlacemananqui. se especializaban en el comercio, vendían e intercambiaban sus productos en el gran Tianguis de Tlaltelolco. Cuando eran productos más valiosos los intercambiaban por Cacao, oro en polvo, herramientas de cobre o ciertos textiles que utilizaban como dinero.

El Tianguis

Los Tlacemananqui se regían por sus propias leyes y estaban impresionantemente bien organizados. Había administradores y jueces que mantenían los puestos ordenados conforme a productos. Por un lado los que vendían todo tipo de animales incluyendo el Xoloizcuintle (Perro mexicano) serpiente o venado. Otro espacio para las verduras y frutas, otro para pájaros, otro para ropas y herramientas, loza, jarros, ollas, vasijas, ladrillos, etc. Hasta pigmentos y colores para pintores y artesanos.

Por otro lado los vendedores de comida preparada. Fondas con tortillas de maíz recién hechas a mano acompañando una variedad inmensa de guisos de frijoles, maíz, chile, habas, tamales y atole, tlacuache, venado y serpiente, etc. Sin olvidar la rica diversidad de insectos; hormigas, gusanos, chapulines, ajolotes, termitas, acociles (Camaroncitos de rio), así como una extensa gama de flores y frutos.

En el Tianguis de Tlatelolco se reunían no solo clientes y vendedores de todas partes del México prehispánico y alrededores para comerciar, sino también se juntaban para conocer las últimas noticias, platicar, intercambiar información, chismear y rumorar, oír música o simplemente pasear. También los padres llevaban a sus hijos a escoger entre las jóvenes casamenteras a la futura esposa. El día de plaza se realizaba cada 20 días. Con la llegada de los españoles se ajustó al calendario, una vez por semana.

Para tener una idea del tamaño de este mercado, Hernan Cortes lo describe así en la segunda carta de relación que envió al emperador Carlos V de España: "…Tiene otra plaza tan grande como dos veces la ciudad de Salamanca, toda cercada de portales alrededor, donde hay todo género de mercaderías que en todas las tierras se hayan…" o la apreciación que por su parte hace Bernal Díaz del Castillo del día que acompañados por Moctezuma y su séquito visitaron el gran mercado: "…la gran plaza estaba llena de tanta gente y toda cercada de portales, que en un día no se podía ver todo..."

Los Pochtecas

Su designación y estructura eran jerárquicas. Y para ascender debería de ser por méritos propios y con su respectiva ceremonia. Para poder ingresar a esta legión deberían ser propuestos por un miembro y después entrar en un estricto y arduo entrenamiento.

Llevaban mercaderías que eran necesarias para los pueblos que visitaban y a cambio traían muchos productos de lujo para los nobles y para el emperador. Cada viaje era un gran riesgo para su vida, ya que salían de los límites del imperio, algunas veces los descubría el enemigo y los mataban y quitaban sus mercaderías, pues dentro de sus funciones estaba la de espiar directamente para los Tlatoani (Gobernantes).

Iban al norte hasta donde está hoy el estado de Nuevo México. Traían plumas, pieles de puma, y en general artículos y materiales que intercambiaban con las tribus de por allá. Al sur comerciaban con los Mayas y Lacandones tan al sur como Guatemala y Centroamérica, de por esos lugares traían plumas de quetzal, textiles, pieles de jaguar, ocelote, etc.

La mesa de Moctezuma

Nuestro ilustrísimo antepasado Don Motecuhzoma Xocoyotzín (El Joven Señor Encolerizado), que además de buen apetito lo tenía muy refinado, tenía un séquito de Tamemes (Porteadores) que corriendo y en relevos le traían pescado fresco desde el Golfo de México, en el estado de Veracruz, lástima que en esos tiempos no hubiera Olimpiadas, seguro nos llevábamos una medalla en maratón.

También le traían nieve del volcán Popocatepetl, escogían la más limpia, la envolvían en hojas de maguey y después en manta de algodón. El porteador se echaba a correr volcán abajo, para después de una extenuante carrera y sin aliento pasar el bulto que traía en la espalda al siguiente relevo, y así durante 5 largas horas. Al final llegaba al palacio del emperador. Entregaba en la cocina real su preciada carga. El cocinero destapaba cuidadosamente el envoltorio, aparecía una buena bola de blanca nieve. El cocinero real ponía una porción en la copa de oro y la adereza con miel de abejas. Y así Moctezuma se deleitaba con este postre reservado solo para él y algunos nobles.

Hasta aquí nuestro vistazo a esta institución muy mexicana que perdura hasta nuestros días, a pesar del tiempo y las cadenas de supermercados y centros comerciales. Comprar en los Tianguis esta en nuestra sangre, en nuestros genes, en nuestro gusto y en nuestra cultura.

Para saber más del tema: Tianguis y Tlatelolco:
www.mexicodesconocido.com

**************

José Luis Mendoza Aubert:

Actor, director y técnico teatral. Maestro y escritor de Teatro y Artes Plásticas. Fundador y director de la compañía y escuela de teatro la Comedia del Universo, funcionando en San Miguel durante los últimos 20 años. Musicólogo y cinéfilo, juez del Festival de cine En Corto ahora GIFF por 8 años. Director de Arte y Cultura de la Biblioteca Pública por 15 años. Miembro del Consejo de Directores del Sindicato Centro Cultural Comunitario. Da pláticas y talleres de conciencia del medio ambiente en escuelas y comunidades. Miembro fundador del Colectivo Allende la Cultura. Toca música Veracruzana y escribe poesía. Miembro fundador del grupo de música Jarocha "Soledad".

**************
*****

Please contribute to Lokkal,
SMA's non-profit community publication:

***

Discover Lokkal:
Watch the two-minute video below.
Then, just below that, scroll down SMA's Community Wall.
Mission

Wall


Visit SMA's Social Network

events @ sanmiguelevents.com

Subscribe / Suscribete  
If you receive San Miguel Events newsletter,
then you are already on our mailing list.    
Click ads
copyright 2023