Magazine Home
El error de los 12 espías y Leandro Taub

"Hay más cosas que nos asustan que las que nos aplastan. Sufrimos más en la imaginación que en la realidad". - Séneca

por Colette

El autor argentino Leandro Taub se define como un artista multidisciplinario y futurista, que trabaja para unir y completar el mundo. A los 28 años publicó su primer libro "Sabiduría casera" (2011), recopilando el conocimiento de uno de sus maestras, Jnana Yogi Lou Shankara. Este libro se convirtió en un best seller en 13 países. En los años siguientes publicó los libros 'Santo Diablo' (2012), 'La mente oculta' (2013), y 'Cuentos para la mente oculta' (2016). Estos libros, traducidos a 4 idiomas, han sido publicados en más de 26 países.

El 4 de agosto, Leandro Taub presentó una conferencia en San Miguel de Allende. Su título era 'Cómo leer las señales de que la vida nos está enviando'. Siendo un estudiante de la Torá, utilizó como parábola la historia bíblica de los 12 espías para desarrollar su platica.

La historia comienza un año después de que el pueblo judío salió de Egipto. Habían recibido la Torá en el Monte Sinaí y ahora habían llegado a la frontera de Canaán, la futura tierra de Israel. Todo, la historia, la lógica, la intención divina, dictaron que deberían haber entrado en la Tierra Prometida en ese momento, pero no lo hicieron. ¿Por qué?

Antes de entrar en su conquista, los judíos decidieron explorar la tierra. Enviaron 12 espías, uno de cada tribu, para explorar sus debilidades y fortalezas, para encontrar la mejor estrategia para su conquista. Después de 40 días de exploración, los espías regresaron con el siguiente informe: "Sí, realmente es una tierra que fluye leche y miel. He aquí, hemos traído con nosotros muestras de la fruta gigantesca que crece allí en abundancia. Pero las personas que habitan también son gigantes. ¡Somos como saltamontes a sus ojos! No podemos conquistarlo ".

¿Cómo podian, estos hombres sabios de gran nivel espiritual, que habían presenciado las milagrosas plagas de Egipto y la Partida del Mar Rojo, dudar de la capacidad de Di-s ? ¿Cómo podrían no tener fe en su ayuda para conquistar a los gigantes de Canaán?

Y nosotros, en que nos parecemos a ellos?

Leandro traza paralelos entre nosotros y los espías. Contrasta nuestra creencia de que estamos, o deberíamos estar, a cargo de la aceptación de lo apropiado de nuestra experiencia real. Todos pensamos que sabemos lo que es mejor para nosotros, ¿no? Tendemos a carecer de fe en cómo nos trata la vida.

Los espías creían que no era conveniente para ellos correr riesgos. Algunos incluso exigieron que Moisés los llevara de regreso a Egipto. En esto se rebelaron contra el Flujo Universal, cuestionando el buen juicio de Dios. Las consecuencias, en este caso, fueron 39 años en el desierto, tiempo suficiente para aprender de sus errores.

'Estamos pagando nuestras transgresiones...' Rezaron algunos...'

Yo entendí con este ejemplo que nuestra ignorancia es la razón principal por la que sufrimos. No logramos entender qué es bueno o malo para nosotros, estamos confundiendo deseos con necesidades.

Tomamos malas decisiones y recibimos como resultado una lección. No aceptamos nuestra responsabilidad y nos quejamos... elegimos ser 'víctimas de las circunstancias...' Siendo libres y responsables de lo que nos sucede.

También encontré una manera más poética de explicar el "karma". A veces tenemos frente a nosotros el camino fácil y seguro...Pero necio es nuestro ego idolatra (la mente 'racional') y elige mal... Y después, tenemos que pagar las consecuencias de dudar de la sabiduría infinita de Dios...

Entendí el desierto y la lección. Dios dispone de nuestro libre albedrío como un gran laberinto y nos coloca en el, para que por nuestro propio pie, resolvamos el acertijo de la vida.

Por supuesto, no tenemos que resignarnos al status quo. Para cambiar nuestras circunstancias actuales es necesario aprender de nuestros errores pasados. Si queremos hacerlo mejor, en salud, relaciones, con la familia y el trabajo, debemos ser más conscientes. El Universo nos dará resultados más agradables si tomamos decisiones menos ignorantes. El paso más importante es reconocer la diferencia entre la necesidad y los deseos.

Yo pienso que nuestro Ego es el que cree que sabe que sería bueno para nosotros ... él es el niño que hace berrinche. Él es quien no acepta la voluntad del Universo.

Necesitamos ser honestos y preguntarnos: ¿Esto que quiero es lo mejor para mí? Si la respuesta es no, al aceptar esta negativa, nos hemos elevado por encima de nuestro ego. Si lo que queremos es lo mejor para nosotros, todavía tenemos que considerar otro factor: La sincronización. Quizás no sea el momento adecuado. Quizás no estemos listos. Tienes que ir a la universidad antes de obtener un doctorado no?

Quizás, si en lugar de ver lo malo de cada situación, lográramos ver lo positivo, entonces podríamos aprender a no cometer mas errores en el futuro.

Si en lugar de quejarnos de lo que no tenemos, estamos agradecidos por lo que si tenemos, entonces nos liberaremos de la pesada carga de la insatisfacción y estaremos en paz.

Si en lugar de negar, aceptamos la lección y entendemos que todo es para nuestro bien, entonces tendremos la humildad para vivir agradecidos con lo que la vida nos da.

Si en lugar de culpar a otros, dejamos de ser víctimas y asumimos la responsabilidad, entonces en ese momento encontraremos tranquilidad en nuestras vidas...eso que algunos llaman felicidad...

Aceptar y agradecer es la clave de la felicidad. Tenemos lo que necesitamos... pedir más sería un exceso.

Analizando la filosofía de Leandro, recordé un dicho popular mexicano: 'Dios no da alas a los alacranes"

Esta verdad, siempre fue para mi, la forma mas simple de explicar que el Universo o Dios no cumplen caprichos.

(Los sabios dicen: Quieres corromper a alguien....dale poder...)

Hace un tiempo, gran sorpresa fue la mía, cuando, usando este 'axioma' al hablar con un joven filosofo, me dijo:

Pero ya se descubrió una nueva especie de escorpión con alas en Texas …!

Sorprendida con este nueva evolución pensé: Dios es un poco sarcástico, ¿no?

Gracias Leandro por tu bondad.

*****

Obtenga más información sobre Leandro Taub y su filosofía en:
www.leandrotaub.com

**************

Colette difiere: ¿Intentaré definir lo indefinible? ¿Como me explico a mi misma?

events @ sanmiguelevents.com

Subscribe / Suscribete  
If you receive San Miguel Events newsletter,
then you are already on our mailing list.    
   click ads
copyright 2019